En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas.

Más información

aceptar

Tarjetas Regalo Rufino Díaz

La tarjeta regalo es propiedad de su emisor (en adelante, Rufino), cuya identidad consta en el correo electrónico de envío de la tarjeta virtual, siendo su portador un mero depositario de la misma.

El saldo de la tarjeta no podrá reembolsarse ni canjearse por dinero. No obstante, se aceptará la devolución de la tarjeta que no haya sido usada, dentro de los siguientes plazos y en todo caso respetando el plazo legalmente establecido:

  • Podrá devolverse en el plazo máximo de un mes desde la fecha de envío al destinatario de la misma.
  • El importe pagado por la tarjeta se devolverá en el mismo modo en que haya sido abonado. Para ello es imprescindible realizar el procedimiento de devoluciones

La tarjeta puede usarse tantas veces como se desee hasta que se agote el importe total por el que ha sido emitida.

El saldo disponible en la tarjeta en cada momento es la diferencia entre el saldo disponible en el momento inmediatamente anterior a realizar una compra y el importe correspondiente utilizado para el pago de tal compra. Si la compra excede el saldo disponible en la tarjeta, la diferencia podrá pagarse a través de cualquier forma de pago.

El saldo disponible aparecerá en su cuenta cada vez que se realice una compra y un correo electrónico le avisara del importe restante con un código nuevo.

Los productos adquiridos con la tarjeta están sujetos a la política de cambios y devoluciones de rufinodiaz.com .En su caso, el reembolso del importe de los productos adquiridos con la tarjeta que sean devueltos se efectuará como sigue:

  • Mediante un incremento del saldo disponible en la tarjeta, siempre que dicha tarjeta exista en el momento de la devolución.
  • Mediante creación de un nuevo cupón.

Rufino Diaz no será responsable de la no recepción o del retraso en la recepción de la tarjeta por su destinatario por motivos ajenos a la voluntad de Rufino Díaz, incluyendo, entre otros, (i) las deficiencias o el colapso de las líneas o sistemas de telecomunicaciones, (ii) el retraso en la transmisión de información o datos o pérdida de información o datos que pueda producirse por cualquiera de las circunstancias mencionadas en (i), (iii) la inexactitud de los datos del destinatario de la tarjeta virtual facilitados por el comprador de dicha tarjeta, (iv) la imposibilidad de entregar la tarjeta en la cuenta de correo electrónico facilitada o (v) la consideración del correo electrónico remitido por Rufino Díaz como spam o correo no deseado.

Las tarjetas originariamente obtenidas de forma ilícita serán nulas, no podrán utilizarse para la compra de bienes y su importe no será rembolsado.