En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas.

Más información

aceptar
¡Contacte con nosotros en WhatsApp!
¿CÓMO ELIMINAR LAS MANCHAS DE VINO TINTO DE UN MANTEL, ALFOMBRA, O DE CUALQUIER OTRA PRENDA?

¿CÓMO ELIMINAR LAS MANCHAS DE VINO TINTO DE UN MANTEL, ALFOMBRA, O DE CUALQUIER OTRA PRENDA?

El vino y especialmente el vino tinto, es una bebida cotidianamente presente en nuestras mesas y de modo casi imprescindible, en cualquier acto evento o celebración en nuestras vidas. Por ello, el derrame de una copa sobre un mantelalfombra o cualquier otra prenda, es un hecho habitual que sucede en nuestras vidas.

Por todo ello, os vamos a dar una serie de soluciones caseras para quitar las manchas de vino tinto.

Como toda mancha que pueda producirse, lo importante, es actuar con prontitud, para evitar que se extienda y se produzca el secado del líquido, que sin duda hace más difícil y complicada su limpieza.

Es curioso, que para eliminar las manchas de vino tinto, lo mejor sea utilizar vino blanco aplicado sobre la mancha producida por el tinto. Los taninos del blanco someterán a los taninos del tinto evitando el tiznado en la ropa. Para llevar adelante esta acción, nos ayudaremos de una esponja totalmente humedecida en vino blanco que aplicamos sin restregar en la zona de la mancha. Realizada esta operación procederemos a lavar la mancha con agua y jabón.

Otra buena propuesta que siempre es acertada, es la utilización del bicarbonato sódico, que como bien sabéis, es casi una respuesta segura para el tratamiento de cualquier mancha. Su aplicación más conveniente es hacerlo con posterioridad a la utilización del vino blanco, mediante un empastado de bicarbonato disuelto en agua y colocado sobre la mancha de vino durante varias horas, asegurándonos mantenerlo húmedo para posteriormente lavar la mancha con agua y jabón.

Si las manchas de vino se han secado, uno de los mejores medios para eliminarlas es el uso de la leche. Así, calentamos en un recipiente tanta cantidad de leche como la que podamos precisar para que la prenda la podamos poner en remojo, la mantendremos durante el tiempo que sea necesario hasta que veamos que las manchas se han diluido. Una vez conseguido el efecto deseado procedemos a su lavado habitual.

Pero si las manchas se le resisten, les vamos a dar otro consejo que suponemos por su propia fuerza será la solución definitiva. Un combinado de tres productos, compuesto por el 50% de agua + 40 % de amoniaco +10 % de agua oxigenada, servirá para colocar la prenda en remojo durante un tiempo de 5 horas, para posteriormente realizar un fuerte aclarado con agua abundante y culminar todo el proceso con un lavado de la propia prenda. ¡Ojo! Esta recomendación es utilizable, tal cual, solo en prendas blancas, para prendas de color lo recomendable es bajar la dosis de amoniaco.

Las mejores recomendaciones para la ropa y el textil del hogar.

Mary Moulek marymoulek@gmail.com
Etiquetas: Alfombra Mantel