En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas.

Más información

aceptar
¿CÓMO MANTENER LIMPIO Y EN PERFECTO ESTADO TU COLCHÓN?

¿CÓMO MANTENER LIMPIO Y EN PERFECTO ESTADO TU COLCHÓN?

La limpieza de tu colchón es tan importante como la de las propias sábanas, sólo así prolongarás su vida, y la sensación de confort de tu colchón.

Ante todo te vamos a dar unos consejos generales, para posteriormente ofrecerte de modo independiente, una serie de consejos específicos para la limpieza de manchas concretas, que por circunstancias suelen ser habituales en el día a día de los colchones.

En primer lugar, todo proceso de limpieza de un colchón, se inicia con un aspirado por las dos caras con el fin de eliminar el polvo y aquellas partículas sólidas que se hayan podido depositar en el mismo. Esta labor de aspirado al menos debes hacerla tantas veces como cambies las sábanas, salvo que por razones especiales de manchado o circunstancias no previstas haya que hacerlo con anterioridad.

Para la limpieza de tu colchón existen productos específicos que se venden en el mercado de detergentes, pero así mismo existen productos caseros de uso cotidiano, que nos dan igual o mejor respuesta, y son más económicos que los que se presentan en el mercado como grandes soluciones. Anótate nuestras soluciones caseras, ellas están en casa y son fantásticas: el vinagre blanco destilado, el bicarbonato sódico o el agua oxigenada, todos ellos son productos que los utilizamos en otras aplicaciones, pero que utilizados del modo que te vamos a explicar, te ayudaran a mantener tu colchón en perfecto estado. Sigue nuestras indicaciones y verás los resultados.

Todo experimento lo hemos de probar sobre una pequeña superficie de la prenda o material que hemos de limpiar. Hecha la prueba, y si los resultados los consideramos satisfactorios, procederemos a una aplicación general. Este consejo no lo olvides nunca y aplícalo como norma ya que de no hacerlo así, podemos estropear los tejidos, colores, y propiedades de las prendas a limpiar.

Una vez definido el producto a utilizar y después de haber aspirado el colchón, utilízalo sobre la superficie del mismo aplicándolo de modo circular y sirviéndote de una esponja. Una vez aplicado el producto, dejamos transcurrir un tiempo notable, entre dos y tres horas, para posteriormente realizar una pasada completa de aspirador.

Los mejores consejos para la ropa y el textil del hogar.

Mary Moulek marymoulek@gmail.com
Etiquetas: Colchón