En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas.
Más información
aceptar
¡Contacte con nosotros!
¿CÓMO GUARDAR NUESTRA ROPA DE HOGAR?

¿CÓMO GUARDAR NUESTRA ROPA DE HOGAR?

Con el cambio de temporada, iniciamos el proceso de guardado y de extracción de nuestra ropa de hogar.

Sacaremos del armario o de tus sitios habituales las prendas cálidas y en el espacio liberado guardaremos las ligeras, o viceversa.

Como bien sabemos, este tipo de prendas cálidas se caracterizan por ocupar un notable espacio, que si no las colocamos adecuadamente, nos llenarán los armarios y nos proporcionarán los primeros dolores de cabeza. Por todo ello, te vamos a dar unos pequeños consejos que sin duda te ofrecerán soluciones brillantes y espaciosas.

Ante todo, las prendas que se vayan a guardar, tienen que estar perfectamente lavadas y planchadas. Es esencial eliminar el polvo, los ácaros y las partículas de suciedad, de no hacerlo adecuadamente, se puede llegar a crear en las prendas manchas, además de producir olores desagradables.

Esta limpieza general, se puede hacer perfectamente en casa, siguiendo las instrucciones que vienen en las etiquetas, si dichas etiquetas las hubiéramos perdido puedes consultar diferentes consejos que ya te hemos dado en otros artículos del blog y que debes releer de nuevo, ya que te servirán de gran ayuda.

  1. Una vez limpias y plegadas todas las prendas a guardar, haz acopio de bolsas de almacenaje, cajas y bolitas anti-polilla perfumadas. Una vez organizado el plan, procederemos a introducirlas en las cajas o bolsas de ropa. Las bolsas de plástico las cerraremos al vacío para que estén perfectamente protegidas y muy especialmente las mantas, colchas y edredones. Estas prendas por su gran volumen, las almacenemos en bolsas que al cerrarlas al vacío utilizarán el mínimo espacio. Sábanas, fundas de almohadas y toallas, debemos colocarlas perfectamente plegadas y apiladas, te recomendamos que las almacenes en bolsas de lino cajas de plástico o de madera.
  2. Las alfombras, llévalas a la tintorería. Una vez limpias, se enrollan y se enfundan en un plástico grueso. No te olvides de colocar unas bolas antipolillas, evita la humedad y los contrastes de temperatura o la exposición al sol.

Una vez hecho todo esto, cualquier sitio limpio, aireado, sin humedades y sin contrastes de temperatura, ni exposición al sol, será un excelente lugar para el acomodo temporal de nuestras prendas de hogar.

Los mejores consejos para la ropa y el textil del hogar.

Mary Moulek marymoulek@gmail.com